Wickens tiene una lesión “indeterminada” en la médula espinal

El equipo de Sam Schmidt y la IndyCar actualizaron el estado de salud del piloto canadiense, luego de la intervención quirúrgica que se le practicó en la jornada de ayer en su columna vertebral, pero deberá pasar por más operaciones debido a que aún no pudieron establecer el grado en la lesión que tiene en la médula tras el brutal accidente que protagonizó el domingo en Pocono.

A través de un comunicado, se pudo saber cual es el estado actual de Robert Wickens, que tuvo un impacto contra las mallas de contención en la carrera de 500 Millas que se disputó en Pocono, después de que golpeara de manera impresionante el monoplaza que manejaba: “El piloto de Schmidt Peterson Motorsports, Robert Wickens, fue operado el lunes 20 de agosto en Lehigh Valley Hospital – Cedar Crest para estabilizar una fractura vertebral torácica, relacionada con los daños en la médula espinal que sufrió en la cita de la INDYCAR en Pocono Raceway el pasado domingo”. 

Sobre los detalles de la operación que tuvo Wickens, explicaron:  “Las piezas de titanio se colocaron con éxito en la espina de Wickens durante la cirugía, que se realizó sin complicaciones. La gravedad de la lesión de la médula espinal es indeterminada en este momento. Se espera que Wickens sea sometido a más cirugías para tratar las fracturas en las extremidades inferiores y el antebrazo derecho. Permanece en condición estable”. 

Por ahora, no se han brindado mayores detalles pero sí preocupa la salud del canadiense, que se desempeñó en el DTM hasta el año pasado, debido a que la lesión que tiene en la médula pudiera dejarle secuelas irreparables. Afortunadamente, no tiene riesgo de vida.