Una nueva estructura se suma en 2019

Se trata del Dragon Speed que cuenta con experiencia en carreras de larga duración y en la próxima temporada ingresará en cinco competencias en la serie norteamericana.

 

 

La organización estadounidense se inscribirá a la edición 103 de las “500 Millas de Indianápolis”, así como a las competencias de St. Petersburg, Barber, Road America y Mid-Ohio, al adquirir un chassis Dallara y asociarse con Chevrolet. El británico Ben Hanley,subcampeón de la Fórmula Renault 3.5 Series en 2007, estará al volante del monoplaza que han adquirido de Dallara.

Fundado en 2007 y con sedes en Francia y Florida, DragonSpeed tiene experiencia en la mayoría las categorías importantes de autos prototipos y deportivos, desde la American Le Mans hasta la Pirelli World Challenge, logrando el título de la European Le Mans LMP2 en 2017, en asociación con G-Drive Racing. Este año expandió sus operaciones al WEC, tanto en la división LMP1 como en la LMP2; en esta última sumaron un podio con el ex Champ Car, Roberto González; el ex F1, Pastor Maldonado, y Anthony Davidson.

Hanley, de 33 años y quien es uno de sus pilotos en la categoría estelar del Mundial, hará su debut en pista en las pruebas de pretemporada que se llevarán a cabo en Austin, Texas, del 12 y 13 de febrero.

Luego de preparar su llegada a la serie desde el otoño, el siguiente objetivo de DragonSpeed será incursionar en la IndyCar de tiempo completo en 2020, organizando sus compromisos en el WEC.