Sólo dos entrenamientos y se produjo el primer cambio

Nicolás Trosset no comenzó de la mejor manera el año deportivo en Viedma. La rotura del impulsor provisto por Berra, obligó a que para el resto del fin de semana el arrecifeño utilice impulsores de Giustozzi.

 

El primer fin de semana dentro del equipo Catalán Magni no tuvo el mejor inicio. Con sólo dos entrenamientos disputados, Nicolas Trosset debió cambiar de motorista para poder completar el fin de semana en suelo rionegrino.

Lamentablemente se rompió el motor, según pudo ver Berra se pincho un piston. Es una pena, y por respeto a mis sponsors y gente que me da una mano decidimos evaluar opciones, hacer un esfuerzo y alquilar otro impulsor. Fabián Giuztozzi me estará dando una mano y pondremos motores de el para tratar de terminar el fin de semana de la mejor manera. Es una pena por que habíamos comenzado bien, usamos el primer entrenamiento para ir acomodándonos y poner la puesta a punto a mi gusto. En el segundo entrenamiento cuando fuimos a acelerar para ir en busca de tiempos sentí olor a aceite y pare el motor“, expresó tras el primer día de actividad.

Con motores de Giustozzi, Trosset buscará terminar el fin de semana de la mejor manera y trabajar en función de la segunda cita en Centenario, Neuquen.