¿Peligra en GP de México?

Desde la organización, la cual involucra al Gobierno, manifestaron que el país debe centrarse en otros  problemas más importantes que la organización de la carrera.

 

 

Andrés Manuel López Obrador, como presidente, y Ana Guevara, como senadora de México tras las últimas elecciones, pueden condicionar el mantenimiento del GP de su país en el calendario. Guevara considera que México tiene asuntos sociales más importantes de los que hacerse cargo y asegura que luchará por mantener el evento, aunque no lo hará a través de un nuevo impuesto.

Esta temporada ha habido mucho ruido en cuanto a incorporaciones y eliminaciones en el calendario de la F1. La polémica entrada del GP de Vietnam en los próximos años no ha sido la única noticia que ha hecho saltar las alarmas del campeonato. Si bien en su momento fue el GP de Alemania el que parecía peligrar, ahora parece que la patata caliente ha cruzado el charco para caer en México.

Las elecciones al gobierno mexicano han cedido el cargo a manos de Andrés Manuel López Obrador y la senadora Ana Guevara. Es precisamente ésta última la que ha manifestado su protesta contra la celebración del Gran Premio, por lo que considera un problema menor dentro de los que ya soporta México.

En México, hay cosas más importantes: una gran parte de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. La corrupción y los sobornos permitieron que el Gran Premio volviera a la Ciudad de México“, ha declarado Guevara a la revista francés Auto Hebdo.

El contrato de cinco años que México firmó con la F1 para la disputa de su Gran Premio finaliza el próximo 2019. En su día, se habló de una inversión de 363 millones de euros que ahora podrían evocarse a su final. Aunque, de todos modos, los nuevos dirigentes del país lucharán por mantener la carrera a pesar de las discrepancias. “Tenemos que encontrar la manera de resolver esta situación, pero no lo será creando un impuesto para mantener este evento“, ha agregado para concluir.