Objetivo cumplido para el Juncos Racing

Frente a todos los pronósticos, el equipo liderado por el argentino Ricardo Juncos, logró completar la competencia a pesar de enfrentar diferentes problemas.

 

Fue un desafío exigente, desde el inicio con Agustín Canapino al volante, el Cadillac 50 marcó con buen ritmo de competencia en las primeras horas de competencia. El argentino, tricampeón de TC respondió a cada momento cuando tuvo que acelerar y todo se fue desarrollando con normalidad hasta el atardecer el día cuando el auto presentó un problema eléctrico que generó un corte general.

En ese momento Owen se encontraba al volante. El equipo trabajó y si bien perdieron varias vueltas el objetivo siempre fue completar la competencia.

Nuevamente en pista, Canapino fue en busca de su segundo turno y siempre al frente, el “titán” de Arrecifes vuelta tras vuelta fue bajando los tiempos de su compañero de equipo hasta que los problemas de eléctricos nuevamente hicieron detener la unidad.

Un problema en uno de los neumáticos originó la detención de la unidad y las esperanzas parecían desaparecer. Entrado el día siguiente, la lluvia se sumó a la fiesta y la carrera tuvo varias neutralizaciones.

El Cadillac logró avanzar en el clasificador general y cuando marchaba en el 30° en el clasificador general y 8° en su categoría la organización colocó la bandera amarilla por un despiste y derivó en la bandera roja y detención de la competencia.

Cuando restaban poco menos de 11 minutos para finalizar, la organización comunicó la finalización de la misma, cumpliendo así el objetivo planteado por el director argentino Ricardo Juncos.