Nace la W Series

La nueva categoría, que usará coches idénticos a la especificación Tatuus F3, cuenta con el respaldo del ex ganador de carreras de F1 David Coulthard y una bolsa de premios que totaliza 1.5 millones de dólares.

La campeona de la categoría ganará 500.000 dólares para ayudar a financiar su próximo paso hacia la F1. La serie de seis rondas se lanzará en mayo de 2019 y presenta carreras de 30 minutos en toda Europa, con una ronda que se realizará en el Reino Unido. Se espera una expansión futura en Australia, Asia y América a más largo plazo.

Las mujeres que esperan competir en la W Series no tendrán que traer ningún patrocinio, pero tendrán que demostrar su capacidad en un proceso de selección intensivo para garantizar que la parrilla se llene del máximo talento posible.

Entre los jueces estará Coulthard, el ex director de equipo de F1 Dave Ryan, que es el director de carreras de la serie, y el diseñador técnico de F1 Adrian Newey, que es miembro de la junta asesora.

Hablando sobre las razones para ayudar a crear una categoría exclusivamente femenina, Coulthard dijo: “En la W Series creemos firmemente que los pilotos de carreras femeninos y masculinos pueden competir entre sí en igualdad de condiciones si se les da la misma oportunidad”.

Sin embargo, en este momento, las mujeres que compiten tienden a alcanzar un ‘techo de cristal’ en torno al nivel de GP3 / Fórmula 3 en su curva de aprendizaje, a menudo como resultado de la falta de fondos en lugar de la falta de talento”.

Es por eso que se requiere una nueva serie de carreras unipersonales totalmente nuevas -W Series- para establecer un hábitat competitivo y constructivo para el deporte del motor en el que nuestras pilotos puedan equiparse con el conjunto de habilidades necesario para eventualmente avanzar hasta las series de carreras de alto nivel existentes y competir con los mejores pilotos masculinos en igualdad de condiciones“.

La directora de la W Series, Catherine Bond Muir, que ayudó a organizar la financiación, agregó: “En este momento, hay muy pocas mujeres compitiendo en series de monoplazas. La W Series aumentará ese número muy significativamente en 2019, lo que desatará poderosamente el potencial de muchas más pilotos de carreras femeninas”.

Las pilotos de la W Series se convertirán en superestrellas mundiales – modelos de rol inspiradores para las mujeres en todo el mundo – y cada organización, cada compañía, cada patrocinador y, de hecho, cada persona que ayude a los ganadores y campeones de la W Series a alcanzar esos logros innovadores podrán celebrar que participan, públicamente, en un reconocimiento mundial duradero”.