Latvala es el nuevo líder en España

El piloto de la Toyota Yaris encabezó a un resurgente Sébastien Ogier por 4,7 segundos después de que el francés protagonizara otro gran ataque en la clasificación desde la séptima posición para reforzar su pretensión de conquistar su sexta corona consecutiva.

Las sonrisas de Latvala contrastaban con la desesperación en otras partes del equipo Toyota. Ott Tänak, que perseguía el título y líder del rally después de la etapa del viernes, se precipitó a la octava posición cuando un pinchazo en la rueda delantera izquierda le costó 1min 45segundos y puede haber asestado un golpe fatal a su candidatura para el campeonato.

Ambos apostaron esta mañana por el neumático para lluvia de Michelin, que resultó perfecto para las carreteras de asfalto mojado de las colinas cercanas a Salou. Dani Sordo sustituyó brevemente a Tänak en el liderato con su Hyundai i20, antes de que Latvala degradara rápidamente al español esta tarde.

Ogier ha aprovechado su oportunidad con neumáticos para lluvia y ha ganado tres puestos en el penúltimo tramo, ya que la lluvia y el barro han ralentizado a sus rivales. Terminó 3,3 segundos por delante de Sébastien Loeb, de Citroën, cuyo ritmo se aceleró de forma constante en su primera carrera de asfalto mojado en seis años.

Elfyn Evans estaba 1.8 segundos más atrás en la cuarta posición. Aunque el galés ha tenido una jornada sin problemas, no ha podido evitar que el dúo francés le baje del podio.

El líder del campeonato, Thierry Neuville, estaba desesperado por igualar a Ogier y proteger su ventaja de puntos. Subió de la novena a la quinta posición con su i20, cerrando la brecha a 8.0seg después de una tarde en la que logró dos victorias de tramo.