La ilusión intacta a pesar de los problemas

Restan casi 15 horas de competencia y el Juncos Racing no ha pasado por buenos momentos parciales y Agustín Canapino al mando del Cadillac continúa en su turno.

 

La competencia no se detiene y el Juncos Racing, herido, mantiene el orgullo y continúa en competencia en Daytona.

Con un Canapino feróz y que en cada vuelta bajaba su tiempo y recuperaba las mayores vueltas posible, el equipo continúo en pista por una buena decena de vueltas hasta que nuevamente el problema eléctrico que afectó a Owen horas atrás,  nuevamente apareció y Agustín debió detenerse en boxes en boxes y hasta la unidad tuvo que ser llevaba a los garage para analizar como seguir.

Tras los trabajos, el Cadillac salió a pista nuevamente y Agustín no dudo en acelerarlo. Con tiempos de punta el argentino continúa en su turno y avanza en su categoría tras recuperar colocaciones. Hasta el momento, se ubica 9°.