Juncos: “No teníamos presupuesto para afrontar un choque”

Ricardo Juncos, quien participó con su equipo en las 500 millas de Indianapolis, charló con el equipo LARGARON en el programa que se emitió por radio EL MUNDO AM 1070 e hizo un balance de lo sucedido en la edición 102 de la competencia, que se llevó a cabo el pasado domingo.

“Ya estoy más relajado después de las 500 millas, con la amargura de no haber podido terminar pero muy contento con la participación. Creo que era un desafío muy grande porque habían más de 33 autos y el viernes estaban todos en seis décimas”, comenzó a relatar Juncos en nuestra emisión de hoy.

El relato prosiguió así: “Fue muy apretada la clasificación, muy difícil y estresante, corrimos el riesgo de quedar afuera como le pasó a Hinchcliffe, que era candidato a ganar. Haber mejorado a 17 en la qualy ya es una victoria pero, bueno, uno siempre quiere más. Cometimos un error gravísimo en los pits y eso nos costó dos vueltas, las pudimos recuperar pero se rompió el motor, cosa rara porque los de Chevrolet no se rompen. Creen que fue la bomba de gasolina, fue una lástima”.

Sobre lo que se puede mejorar, y lo que se aprendió de la carrera de este año en Indianapolis, el argentino consignó: “Siempre hay cosas para pulir, soy un enfermo de lo perfecto. El equipo dio un salto increíble, con casi todo un grupo nuevo. No mezclo la gente de la Pro Mazda e Indy Lights como hice el año pasado. Fuimos haciendo varias cosas, hay mucho por cambiar en esta etapa inicial, el equipo mostró un avance fabuloso y estoy muy contento. Pude elegir personas de acuerdo con mi filosofía, no las cambio si viene un sponsor full time. Lo novedoso fue el aprendizaje del poder quedarte afuera porque no pasó el año pasado. No teníamos el presupuesto para chocar y reparar los daños, fue muy difícil para mí y, encima, había que andar rápido”. 

“Imaginate que Hinchcliffe es el primer piloto del equipo de Sam Schmidt con la estructura del sponsor que era grandísima, se quedó afuera de la carrera.  En un momento se hablaba de bajar a Jay Howard pero no lo hicieron. Lo más lógico fue lo que terminaron haciendo: poniendo a Arrow en todos los autos del equipo y Hinchliffe no corrió. Hubiera sido catastrófico si no hubiéramos clasificado”, dijo Juncos en referencia a la no clasificación de James Hinchcliffe para las 500 Millas de este año.

También el dueño de equipo campeón de la Indy Lights comentó como fueron las dos semanas previas a las competencia en Indianapolis: “Cometimos errores en las dos semanas de carrera, que son detalles, como dejar el motor encendido y se llenó de aceite, perdimos tres horas con eso. El primer día fue un día perdido con el balance aerodinámico, no es lo mismo tener un piloto con experiencia que uno debutante, que solucionan muchos temas. Es parte de esto. Hay cosas que mejorar en cuanto a los tiempos, el auto fue a la técnica muy tarde, perdimos tiempo en dos días para salir a pista. El coche no pasaba la técnica y perdimos una hora con eso, después llovió y los demás giraron”. 

“En este momento el equipo está llegando a Detroit. Binder correrá allí, en Toronto y Mid Ohio. Celis corre en Road America, eso es lo que tenemos por ahora. Posiblemente podamos correr en el óvalo de St Louis, en Gateway, y estamos negociando correr las últimas dos en Portland y Sonoma. No creo que hagamos los óvalos de Pocono, Texas e Iowa, es mucho más de lo que me imaginaba”, declaró sobre el programa que el Juncos Racing tendrá en la IndyCar en lo que resta de la temporada.

Ante la consulta de si está charlando con un piloto argentino, Juncos fue claro en sus conceptos: “Por ahora no estoy hablando con nadie de Argentina, sería lindo tener un piloto argentino, como para ellos estar conmigo. La realidad es que hace falta el dinero o un sponsor que yo tenga, de algún lado tiene que salir el dinero. No es fácil subirse a un auto que anda a 400 km/h de máxima. Kaiser tiene tres años de Pro Mazda y dos de Indy Lights. Alonso vino y anduvo, pero es Alonso. El motor le dio más potencia para que anduviera. Me parece que hay tirar cuatro o cinco chicos jóvenes y que hagan el camino correcto. Hay que ser muy bueno para ganarle a Will Power, estaría muy bueno subir a un piloto argentino. Sería un sueño para mí”.

“Estamos segundo y tercero en la Pro Mazda, que es un auto nuevo con muchos problemas, el campeonato lo va a ganar el que rompa menos. Pero estoy contento con el equipo y peleamos el campeonato de equipos, con nuevos ingenieros, así que estamos formando también a la gente”, concluyó el dueño de equipo sobre su buen presente en la Pro Mazda.