EL WEC reveló los detalles del Hypercar

Esta mañana se celebró una conferencia de prensa en la previa de las 24 horas de Le Mans, donde las autoridades de ACO (Automóvil Club del Oeste) y del World Endurance Championship (WEC) dieron a conocer los lineamientos de la nueva normativa, que reemplazará a los actuales LMP1 desde el año 2020.

La temporada 2020/2021 verá la sustitución de los actuales prototipos por otro tipo de coches, los hiperdeportivos de calle, que permitirán ahorrar cerca de 30 millones de dólares, según han dado cuenta diferentes reportes periodísticos.

A pesar de que se podría ver eliminada, la tecnología híbrida seguirá estando en los coches de la máxima categoría del WEC, que aún no tiene un nombre determinado. Varios aspectos del diseño están abiertos, incluida la arquitectura de motor libre y la capacidad de ejecutar cualquier número de cilindros con un diseño turbo-alimentado o de aspiración natural.

Los vehículos tendrá un peso total de 980 kilos, que deberán ser distribuidos,  tendrán un nivel de flujo de combustible máximo y una eficiencia controlada para prevenir un desarrollo muy costoso, algo que alejó a tres fabricantes de la categoría LMP1 con la normativa actual: Porsche, Audi y Peugeot.

La normativa se centra en recuperar la “apariencia, estilo y líneas de los coches de la primera categoría”, según comentaron los responsables de su redacción, quienes insistieron en que la diversidad de coches en la resistencia es uno de los objetivos de esta regulación técnica. Se buscarán líneas pulidas en la aerodinamia y se homologará una sola carrocería por temporada.

Se montará un motor eléctrico en el eje delantero con un rendimiento fijo de 200 kW, lo que dará a los vehículos un diseño de tracción en las cuatro ruedas, mientras que el objetivo de rendimiento máximo del motor ICE es de 520 kW. Cada automóvil tendrá dos asientos, una cabina más grande que las actuales máquinas LMP1, un parabrisas más ancho y una línea del techo más consistente con los autos de carretera.

Los fabricantes deberán poner sus sistemas híbridos a disposición de los equipos privados para controlar los costos, mientras que cualquier marca podría construir su propio sistema, que será homologado por FIA y ACO .Los autos funcionarán durante cinco temporadas hasta 2024-25 cuando se presente un nuevo conjunto de regulaciones.

El presidente de la FIA, Jean Todt, dio la bienvenida a estas nuevas reglamentaciones técnicas: “La nueva normativa FIA WEC, que comenzará en la temporada 2020/21, es el resultado del duro trabajo entre los miembros de la FIA, el ACO, los fabricantes y los equipos. Esto ofrecerá competiciones de resistencia a largo plazo, una plataforma estable, mientras que continuamos ofreciendo un escenario rentable para mostrar el futuro de la tecnología”.

Toyota, McLaren, Aston Martin, Ferrari y Ford estuvieron presentes en las negociaciones. Además, el WEC confirmó que los organizadores del IMSA estadounidense también asistieron.

Por su parte, Gerard Neveu, CEO del WEC, consignó: “La dirección de la nueva normativa por el ACO y la FIA es enormemente positiva. La reglamentación 2020/24 es interesante a nivel técnico y sostenible para los competidores, con el factor clave de los presupuestos controlados. Tenemos confianza en que daremos la bienvenida a varios fabricantes de primer orden internacional al WEC y todo está listo para que compitan al máximo nivel, con la joya de la corona siendo las 24 horas de Le Mans”. 

Otro de los movimientos del WEC y la FIA para atraer al público joven –además del campeonato de eSports anunciado este viernes en colaboración con Motorsport Network–  es que el nombre de la nueva categoría será elegido por votación popular. Algunas sugerencias de los organizadores son Super Sportscar, GTPrototype, Le Mans Supercars o Le Mans Hypercars.