Con una fisura en una costilla, Lorenzo fue intervenido este martes

Jorge Lorenzo se sometió este martes a un TAC que ha revelado que el piloto sufre una fisura en la primera costilla derecha, los médicos le han indicado de 3 semanas a un mes de baja para recuperarse.

El piloto de Honda no levanta cabeza con las lesiones. Desde que se cayó en la primera curva del Gran Premio de Aragón, el pasado mes de septiembre, el mallorquín ha enlazado, una tras otra, hasta cuatro complicaciones físicas importantes.

La última fue fruto de una fortísima caída durante el FP3 del Gran Premio de Qatar, el pasado sábado. Jorge Lorenzo salió por encima de su moto y se golpeó con violencia contra el suelo. No pudo acabar la sesión y, tras pasar por el centro médico del circuito, reapareció en el FP4.

“Jorge está bien”, confirmaba el doctor Ángel Charte a los micrófonos de DAZN el sábado.

“Ha tenido un traumatismo de alta energía e inicialmente una fuerte contusión dorsal. Al principio nos parecía que podía ser importante, pero luego la radiología nos ha demostrado que no es más que la contusión. Tiene dolor y aplicaremos tratamiento antiinflamación y analgésico para que disminuya. Hemos visto la muñeca y no había afectación ósea”.

Una vez más, y no es la primera, los médicos del Mundial descartaban una lesión que, finalmente, sí existía.

Lorenzo pasó este martes una revisión en profundidad en una clínica de Lugano, donde reside, y tras someterse a un TAC los médicos han descubierto una fisura en la primera costilla derecha, que era lo que causaba el dolor al piloto.

El propio Lorenzo ha informado por medio de sus redes de la lesión, donde dice que los médicos le han indicado que debe estar de baja entre tres semanas y un mes, aunque el propio Jorge ha asegurado que “lucharemos en Argentina”, en referencia al gran premio que se disputa el último fin de semana de marzo.