Chevrolet probó con la mirada puesta en la definición del campeonato

El equipo Chevrolet de Súper TC2000 completó una jornada de ensayos en el Autódromo Oscar Cabalén de Alta Gracia, con sus pilotos Agustín Canapino, Bernardo Llaver y Tomás Gagliardi Genné.

Luego del paso complicado por los 200 kilómetros de Buenos Aires, donde Canapino perdió la punta del campeonato por abandonar cuando conducía Franco Vivian, el equipo Chevrolet se presentó en Alta Gracia. El objetivo fue poner todo a punto para llegar de la mejor manera a la última cita en el trazado cordobés.

Justamente, en la cita de Buenos Aires los autos de Canapino y Llaver se incendiaron. El del arrecifeño fue por el calor del escape y el del mendocino por el fuego que largaba por el escape. Como medida preventiva colocaron una chapa cubriendo los plásticos, ya que es algo que no es común que suceda.

Con respecto a las pruebas en la jornada de hoy, concluyeron en que fue una jornada de positiva para los tres pilotos. Fundamentalmente trabajaron para tratar de conseguir la pole position en la última cita del Súper TC2000.

“Funcionamos bastante bien, pudimos acomodar algunos problemitas que teníamos frenando. Dejamos un buen setup para arrancar la carrerea y estar bastante lógicos, si el clima está similar con viento y calor. Creo que podemos funcionar mas o menos bien”, le comentó el responsable del equipo Luciano Monti a Largaron.