Castellano se enfoca en Viedma y busca mejorar lo del año pasado

Jonatan Castellano, subcampeón del Turismo Carretera 2018, encara un nuevo año con objetivos renovados a bordo de su Dodge.

Entre las principales novedades de su estructura se destaca que su padre Oscar se ha retirado de la preparación de los motores: “Seguimos con el mismo conjunto para este año. La única diferencia es el retiro de mi viejo, pero igual lo vamos a hacer trabajar”, aseguró.

Más allá de eso, el Castellano Power Team se mantiene con Gabriel Satorra, Sebastián Própseri y los motores de Claudio Garófalo, según contó el Pinchito.

El de Lobería también se refirió a una de las modificaciones del Reglamento Deportivo, como las clasificaciones que serán los sábados.

“Me tengo que juntar con el equipo para empezar a tomar decisiones. Este cambio en el cronograma hace que cambiemos la estrategia respecto al año pasado”, explicó Castellano que cree que los viernes no hay que colocar neumáticos nuevos.

Tampoco fue ajeno a la nueva duración de las competencias, que agregaron cinco vueltas en la final: “Lo veo muy positivo, es muy bueno, ahí es donde hay mayor perdida de ritmo, creo que puede generar variantes de sobrepaso”, analizó en Largaron por Radio Federal AM 810.

Castellano llegó con chances a la última cita del año pasado, tal es así que es el subcampeón. Es un tema que analizaron y que esperan mejorar para esta temporada.

“Hicimos evaluaciones fecha a fecha y más que nada de la última. Ya tomamos los recaudos por si pasa algo similar, no deja de sumarse una experiencia. Vamos a buscar mejorar todos los aspectos, nos tenemos que afianzar más como equipo”, describió.

Por otra parte, se refirió a las posibilidades de que haga otra categoría. En el Turismo Nacional tiene que charlar con Tito Bessone para ver si sigue a bordo del Toyota y lo propio ocurre en TC Pick Up donde se tiene que juntar con Las Toscas Racing.